miércoles, 6 de julio de 2016

Yo, hubo un momento, en que compraba lo que me gustaba (nunca fui caprichosa y no me dediqué a almacenar) y me enteraba del precio, en caja, a la hora de pagar. Pero esa época, pasó y ahora, estoy en el momento opuesto. Antes de decidirme por algo, me fijo en el precio y eso, me ayuda a tomar la última decisión.
No solo lo que llevamos marca nuestro estilo. Es importante, conocernos a nosotras mismas y analizar nuestras posibilidades. Todo en nosotras, está ya un poco deteriorado y a no ser que contemos con las posibilidades de algunas famosas, lo ideal es que nada llame especialmente la atención. Por ejemplo, las manos. Deben estar cuidadas, pero creo que le momento de uñas largas y de colores, pasó. Mejor con esmalte de brillo y de un largo medio (yo las prefiero muy cortas, pero ya sabemos que sobre gustos…) Las uñas de los pies, por el contrario, se pueden permitir el lujo, de algún color y en este caso, se verán mas bonitos e incluso os permitirán usar esas  sandalias, que de otro modo no os hubierais atrevido

El maquillaje en general, a cierta edad, más que disimular las arrugas, las convierte en pliegues. Debemos usar una crema hidratante con color. Favorecidas e hidratadas. No se puede pedir más

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada