jueves, 31 de marzo de 2016

He estado casi dos meses en Madrid, alejada del mundo de los políticos y lo único que tengo claro al volver, es que todos ellos, me han decepcionado. No queda otra opción, que aprender a convivir con la situación que han creado. Igual que se aprende a convivir con los traumas (no se superan), hay que aprender a convivir con la ¡crisis! Debemos cuidar el cuerpo (buenos alimentos) y reír todo lo que podamos. Solo existen estas dos armas: cuidarnos y reírnos, ante todo del sistema que nos oprime.     
En el primer grupo, está en juego la dignidad. Debemos cuidar nuestro cuerpo, por dentro y por fuera y todo lo que nos rodea. Esto ayudará a mantenernos con el entorno que teníamos antes de este feroz ataque y al reírnos, recuperamos el optimismo y la fuerza necesaria, para luchar ante la adversidad. He ido recopilando frases y chistes (con la ayuda de mi hermana Susi y existe toda una colección, que incluso se pueden clasificar por temas.
Para empezar, hablemos de la filosofía
“La filosofía sirve, para fastidiar la estupidez”
“La estupidez, es una asociación internacional”.
Si nos dejamos manipular sin más, actuamos como estúpidos. Si reflexionamos, seremos menos estúpidos y por lo tanto, menos manipulables.
Si no podemos influir en los demás, hagamos lo que esté a nuestro alcance, sin fijarnos en lo que hacen nuestros vecinos. Hagamos lo que consideremos correcto. Por ejemplo, no utilicemos el agua sin control,  utilicemos las papeleras, reciclemos nuestra basura, etc.…
Hay situaciones, que parecen beneficiosas, pero en el fondo crean insatisfacción. El consumo excesivo, no es más que una trampa. Nos hacen creer que alcanzando todo aquello que nos ofrecen, lograremos la felicidad.  Eso nos lleva a querer más y más y así hasta el infinito (y más allá).

Mi intención es poco a poco, ir incorporando recetas de cocina (cuidado del cuerpo) y frases y chistes, que nos hagan reír(cuidado de la mente). Esto nos hará mas fuertes física y mentalmente y nos ayudará en definitiva a hacer frente a los que nos atacan (politiquillos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada